Entre fuego amigo

Maria Isabel Rueda

En momentos en que más ha necesitado apoyo el presidente Santos es cuando las lealtades políticas se ponen a prueba. La de la Unidad Nacional está naufragando. Y no por motivos altruistas. Las molestias de los aliados comenzaron a saltar por los celos políticos que produjo el nombramiento de los últimos ministros y por los primeros amagos de conformación de listas para el Congreso.

Es un típico caso de fuego amigo. Todos se disparan entre sí, para asegurarse, a cualquier precio, el éxito en las elecciones de marzo. Y en el camino ha perdido ingratamente toda importancia el compromiso de la reelección del presidente Santos.

Comencemos por el Partido Liberal. A veces no se sabe si ese presidente lúcido, líder y de cabeza fría que fue César Gaviria es la misma persona que hoy ejerce –o no ejerce– las tres cosas como expresidente. Porque con frecuencia aparece colocando los intereses de su hijo, jefe del Partido Liberal, por encima de los del Gobierno y los del país. Simón Gaviria tiene madera para sacar adelante su carrera política, aunque a veces sería deseable que le bajara a la manzanilla. Me parece vergonzoso, por ejemplo, que, como aliado del Gobierno, el Partido Liberal ande pagando costosas cuñas televisadas para escriturarse políticamente una rebaja en el precio de la gasolina. Populismo pueril.

Es hasta entendible que Simón a veces se equivoque por su juventud. Pero su padre le está dando tratamiento de delfín, casando todo tipo de peleas por las críticas que a veces le hacen, a las que gradúa de complot –inexistente– para acabar con la carrera política de su hijo.

La última despachada de Gaviria fue contra el director de la Fundación Buen Gobierno, luego de que explotaron las molestias por las maromas del Partido Liberal para sonsacar nombres de Cambio Radical y atornillarlos en sus propias listas, lo que generó una viceversa del lado de allá. El presidente Gaviria ha graduado a Germán Vargas Lleras de su enemigo político personal, nuevamente porque lo ve más como un rival de los planes de su hijo que por cualquier otra cosa. A esta hora, el Partido Liberal y Cambio Radical deberían haberse vuelto a reunir por sus comunes raíces históricas. Pero los egos no lo permitieron.

En ‘la U’, el partido del propio Presidente, logran conseguir con mucha dificultad a un jefe que asuma ese papel, el ministro Sergio Díaz-Granados. Pero el día de su elección no van a apoyarlo más de la mitad de los parlamentarios de ‘la U’. Eso indica que no hay unanimidad sobre su nombre y que más bien genera una fuerte división, por lo que me cuentan que, en privado, está reconsiderando si le jala o no.

El Partido Conservador anda al acecho de cómo termina de irle al Presidente, a ver si no se recupera y finalmente se anima a apuñalarlo en su intento de reelegirse.

Y Peñalosa, a causa de sus inconsistencias de vieja data en la arena política (desde que entraba y salía por una puerta giratoria del Partido Liberal), termina entregándole en bandeja el último bastión de la Unidad Nacional, el Partido Verde, a Gustavo Petro. Los Progresistas, que hasta ahora no eran nada ni iban rumbo a ninguna parte, amanecieron el viernes convertidos en un partido regalado y el Alcalde, que va de tumbo en tumbo, encontró un refugio para protegerse de las críticas a su incapacidad gerencial.

Y ni hablar de las Farc, que ahora salen a cobrarle al Presidente que se haya ido hasta la Asamblea de la ONU a defenderles su proceso de paz. ¿Por qué no reemplazan de una vez por todas a Álvaro Leyva por un verdadero asesor político?

Y a eso está reducida la gobernabilidad del presidente Juan Manuel Santos. Él, maniobrando, mientras, a su alrededor, todos sus aliados se baten entre fuego amigo.

Cuando el río suena… Catastrófica la nueva encuesta de la Cámara de Comercio sobre la seguridad en Petrópolis, que a partir de ahora los ‘verdes’ se echaron al hombro.

María Isabel Rueda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: