¿Y los militares, qué?

IMAGEN-12323061-1

En debate en el Congreso, el 13 de noviembre de 1990, sus convocantes alegaron que mientras al M-19 se le habían concedido amnistías e indultos por los hechos del Palacio de Justicia y a los funcionarios del Gobierno se les habían archivado sus procesos, los militares quedaban a la deriva. El procurador Alfonso Gómez Méndez acababa de destituir al general Arias Cabrales por uso excesivo de fuerza en la retoma y la desaparición de la guerrillera Irma Franco. El propio Procurador, aceptando el argumento, propuso una amnistía para los militares. El general Óscar Botero, ministro de Defensa, se indignó: se atentaba contra el honor militar si se colocaba al mismo nivel a quienes se tomaron el Palacio con quienes lo recuperaron.

Esa negativa dio pie para que hoy, 23 años después, estemos padeciendo la coincidencia del binomio Petro-Plazas Vega. El primero, miembro del grupo autor del holocausto del Palacio de Justicia, está gobernando a Bogotá. El segundo, coronel al mando de la recuperación del Palacio, purga 40 años de cárcel.

Ad portas de que se firme una paz con las Farc en La Habana, este fenómeno de ninguna manera se puede volver a repetir.

Pero esa no es la única intranquilidad que albergan las Fuerzas Armadas. A partir de las preocupadas pero firmes palabras del presidente Santos esta semana, nuestro Ejército debe tener la seguridad de que no son ciertos los rumores de que en La Habana se está negociando la reducción de sus fuerzas. Categóricamente, dice el Presidente, no es verdad. Lo cual no quiere decir que si hay paz, y por fortuna todo indica que vamos en la dirección correcta, la misión militar se replantee. Por ejemplo, que disminuya la necesidad de combatir contra aquel sector de la subversión que eventualmente acepte acogerse al proceso de paz. Y que, en cambio, se haga mayor énfasis en afrontar la lucha contra los reductos que sigan en el narcotráfico, la minería ilegal, la extorsión, el reclutamiento de niños y el secuestro.

Puede que, bajo la paz, hasta se pongan de moda los ingenieros militares que tienen presencia en 18 batallones de las zonas más remotas del país y que hoy están comprometidos en la construcción de 161 obras civiles. Eso, sin hablar del mercado laboral externo que tienen los militares colombianos, cuya experiencia y profesionalismo cada vez con más frecuencia son requeridos en sitios tan remotos como Dubái o Mali. Dependerá de acuerdos binacionales esa cooperación.

De ahí la urgencia de que se comience a plantear de una vez por todas una legislación para amnistiar también las fallas de los militares en servicio. Que debe ser distinta e independiente del marco jurídico para la paz, diseñado por el Congreso y el Gobierno para fijar los lineamientos de una justicia alternativa que sirva para procesar los crímenes de la guerrilla.

¿Cuáles conductas tienen a cientos de militares condenados o en proceso de serlo?

1) Las que han dejado víctimas civiles colaterales de la guerra.
2) La complicidad con los paramilitares y la eliminación de guerrilleros por fuera del marco del combate armado.
3) Los falsos positivos.

Creo que las dos primeras causales de las fallas o delitos cometidos en desviación del servicio pueden ser objeto de debate. Sobre la tercera, no faltarán quienes estiren el conflicto armado interno para incluir como faltas del servicio los ‘falsos positivos’, que, al fin y al cabo, tenían por objeto simular combates y hacer bajas guerrilleras para obtener beneficios dentro de la organización militar.

Personalmente los encuentro tan aberrantes, que para mí no tiene discusión excluirlos de tajo de los beneficios de una justicia alternativa para el tema militar.

Frente a las otras dos situaciones, que se abra el debate.

Cuando el río suena… Ingeniosa defensa de Petro contra sus barbaridades gerenciales. Que dizque si lo sancionan ¡se afectaría el proceso de paz en La Habana!

María Isabel Rueda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: