Perder la misma guerra dos veces – Jorge Ramos

30_06_141[1]

La única manera de mantener unidos a sunitas, chiítas y kurdos en Irak ha sido por la fuerza. Así lo hizo el imperio otomano, luego los británicos a principios del siglo XX y posteriormente Saddam Hussein, como dictador, de 1979 hasta la invasión norteamericana en el 2003. Bush, literalmente, no sabía en qué se estaba metiendo.

Bush se inventó la guerra en Irak.

Ante el temor de otro ataque terrorista, como el del 11 de septiembre del 2001, Bush se inventó la guerra en Irak. La excusa era que Saddam tenía armas de destrucción masiva y que podría utilizarlas contra Estados Unidos. Fueron mentiras. El entonces secretario de estado, Colin Powell, quemó toda su credibilidad en un famoso discurso en Naciones Unidas, antes del ataque a Irak en marzo del 2003. Vendió humo y espejitos. El resultado es la tragedia que estamos viviendo ahora.

Entré a Irak por la frontera con Kuwait durante los primeros días de la guerra. Lejos de ser recibidos como liberadores, me tocó ver las caras resentidas de los iraquíes frente a las tropas estadounidenses. El resultado de la guerra que se inventó Bush está claro: más de 126 mil civiles iraquíes murieron (IraqBodyCount.orgy casi 4,500 soldados norteamericanos.

Así Estados Unidos perdió la guerra por primera vez. Todas esas muertes fueron en vano y por una razón equivocada.

El letrero de “Misión Cumplida” que apareció detrás del discurso del entonces presidente Bush en mayo del 2003 en el portaviones USS Abraham Lincoln –y su teátrico e innecesario aterrizaje en un avión de combate- es una de las mayores ridiculeces hechas por un presidente norteamericano en medio de una guerra. La mayor parte de las bajas en la guerra de Irak ocurrieron después de ese discurso.

Barack Obama prometió y, luego, cumplió el retiro de las tropas norteamericanas de Irak en diciembre del 2011. En ese momento dijo dejar un Irak “soberano, estable y autosuficiente”. No fue así. El conflicto interno en Siria desestabilizó aún más la región y ahora insurgentes sunitas, con apoyo de combatientes sirios, han puesto al borde del colapso a la nación iraquí. Irak podría, perfectamente, dividirse en tres territorios independientes. Estas fuertes tendencias sectarias y religiosas –chiítas, sunitas y kurdas- son las que amenazan con desaparecer la ilusoria idea de un solo Irak.

Y ante un Irak que se autodestruye –y que sufre las presiones de Irán y Siria- el presidente Obama ha decidido sabiamente no meterse. Pero esta es la segunda vez que Estados Unidos pierde la misma guerra.

El ex vicepresidente Dick Cheney dijo a PBS que la invasión a Irak en el 2003 fue “la decisión correcta entonces y creo que todavía lo es”. ¿Qué más va a decir si esa fue su idea? Pero no es correcto que miles de norteamericanos y civiles iraquíes hayan muerto por armas de destrucción masiva que nunca existieron. No es correcto inventarse guerras preventivas. No es correcto mandar a otros a morir sin tener la certeza de una inminente amenaza.

Obama no se quiere volver a meter en Irak. Pero Cheney cree que el presidente está cometiendo un error garrafal. Cheney le dijo a un comentarista radial que “va a haber otro ataque” terrorista en Estados Unidos en la próxima década y que el ataque será “más mortífero” que el del 2001. Así, vendiendo el miedo, es como Estados Unidos se metió innecesariamente a la guerra en Irak hace 11 años. Cheney ya no gobierna pero todavía muchos piensan como él.

Estados Unidos nunca tuvo claro cuál era su objetivo al atacar a Irak. ¿Matar a Saddam? ¿Evitar un posible ataque terrorista? Por eso perdió la guerra dos veces: primero con la muerte injustificada de miles de sus soldados y ahora viendo como se desmorona el gobierno que dejó a cargo del país.

Los insurgentes sunitas de ISIS están hoy al frente de ciudades que tomó a Estados Unidos muchos años y muchos muertos controlar. Ejecutaron a Saddam, un sunita, pero otros sunitas están ahora en control de una tercera parte de Irak. Todo ha sido inútil.

No hay guerra buena.

Dos ciudades imposibles – Ética Periodista

Cruise Middelhavet 2011 Venezia Venice

Venecia y Las Vegas son dos ciudades imposibles.

No deberían existir y, sin embargo, ahí están. Una amenaza con hundirse y no se hunde, y la otra sobrevive impune al viento, la arena y el calor en la mitad del desierto.  Leer más de esta entrada

Destetémonos de Venezuela

Maria Isabel Rueda

Maria Isabel Rueda

El Presidente reconoce que el Gobierno y sus Fuerzas Armadas saben “más o menos” dónde está ‘Timochenko’. Creo que todos los colombianos también sabemos, desde hace rato, “más o menos” dónde está el jefe de las Farc. Pero sí resulta noticia que el Presidente admita que mientras dio la orden de atacar a ‘Alfonso Cano’ en noviembre del 2011, hoy tendría dudas de hacer lo mismo con ‘Timochenko’, según él, “porque las condiciones son distintas”. Leer más de esta entrada

¿Qué tan importante sería un cese del fuego definitivo de las Farc?

primer

El viceprimer ministro de Irlanda del Norte habla de su visión sobre el proceso de paz en Colombia.

El viceprimer ministro de Irlanda del Norte, Martin McGuinness, cofirmante de la paz con el Ira y miembro de su brazo político, Sinn Féin, habla con María Isabel Rueda de su visión sobre el proceso de paz en Colombia. Leer más de esta entrada

Colombia, testigo mudo

Maria Isabel Rueda

Maria Isabel Rueda

Colombia está absolutamente presa de su condición de testigo mudo de las inconveniencias políticas y morales del régimen venezolano.
Es lo que el expresidente Uribe llama, no sin razón, “silencio cómplice”. Un silencio que construimos conscientes de que se nos iba a volver, más que prudente, obligatorio. Es uno de los costos de la fórmula de permitir que sobre el proceso con las Farc fungieran como dueños sus patrocinadores, el chavismo y los hermanos Castro. Leer más de esta entrada

Y la agenda del Fiscal

Maria Isabel Rueda

Maria Isabel Rueda

María Isabel Rueda

OPINIÓN .

El Fiscal también ha exhibido públicamente un deplorable enfrentamiento institucional con la Contralora, con el Procurador y con el Ministro de Justicia.

Leer más de esta entrada

¿La hora de la tutela?

Maria Isabel Rueda

Maria Isabel Rueda

María Isabel Rueda

OPINIÓN .

Originalmente la tutela era para que de manera flash se previniera o se restableciera la violación de los derechos fundamentales, que son el núcleo esencial de nuestra condición de ciudadanos.

Leer más de esta entrada

El Abogado – María Isabel Rueda

Maria Isabel Rueda

Maria Isabel Rueda

María Isabel Rueda

OPINIÓN .

Vivimos una nunca vista insubordinación contra el Estado de derecho disfrazada de democracia.

Leer más de esta entrada

Mi hermano y yo – Daniel Coronell

Por Daniel Coronell

OPINIÓN. En una semana y un día terminaron los problemas para don William Escobar Baquero. Para esa época, su hermana Maritza ya era una importante funcionaria de la Fiscalía General de la Nación, aunque aún no directora del CTI.

Daniel Coronell

Daniel Coronell – Etica Periodistica

Un evidente caso de nepotismo se está presentando en la Fiscalía General de la Nación. Durante esta semana, un hermano de la directora del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) fue nombrado en la entidad. La doctora Maritza Escobar Baquero, directora del CTI, no se declaró impedida para

conocer el proceso de vinculación de su hermano William, por el contrario –según un documento- pidió copia del informe de verificación y seguridad que hace la Fiscalía para vincular a nuevos funcionarios.

El informe muestra que el recién nombrado hermano de la directora del CTI tiene un pasado interesante.

Leer más de esta entrada

El ‘refrito’ de Arrieta. – María Isabel Rueda

Maria Isabel Rueda

Maria Isabel Rueda

María Isabel Rueda

OPINIÓN .

Es cierto que la defensa del interés nacional implica confidencialidad. Pero de una discreción necesaria hemos pasado a un secretismo absoluto.

Leer más de esta entrada